Mi historia

Desde siempre he sabido que la pornografía formaría parte de mi vida, y poco a poco simplemente fui puliendo ese sueño hasta hacerlo realidad.

Mi nombre es Meraki y esta es mi historia:

Actualmente tengo 20 años, soy de Badajoz, una ciudad de Extremadura.

Mi primer contacto con este tema fue Suicidegirls, a los 14 años, empecé a fantasear con ser una de ellas e incluso escribí a la pagina como podía serlo, me dijeron que primero tenía que ser mayor de edad.

Una vez cumplida la mayoría de edad, eche la solicitud:

Fui aceptada, inicie con un nombre gracioso, subí mi primer set de fotos SECRET CHAMBER, gracias a ese set me hicieron oficial y seguí subiendo escalones.

Empecé vendiendo set de fotos únicamente, pero poco a poco me fui animando a más, hasta realizar vídeos masturbándome con juguetes.

El avance se estancó en ese momento, hasta que me eche una pareja masculina, con el cual empecé a realizar vídeos en pareja, ya de contenido pornográfico.

Esa historia termino, y bueno, ya con casi 20 años, me plantee hacer porno, me informe y con 20 años, entre a la industria.

Actualmente mi trabajo es:

Actriz porno

Modelo

Webcammer

Vendedora de contenido amateurs

Ya como actriz porno:

Actriz porno
(2020)
Empecé en la empresa de PUTALOCURA; a pesar de su mala fama, yo puedo decir que la experiencia ha sido magnifica. Un trato de lujo, preocupación en todo momento (debido a que tengo ciertas intolerancias alimentarias).



A la hora de grabar, me explicaron antes de nada de que consistiría la escena, me presentaron a los actores, hable con ellos, hice bromas, cogimos un mínimo de confianza y empezamos a grabar, después de la grabación me dí una ducha y seguí mi día normal.

¿Como me siento en mi trabajo?

La verdad, es que a pesar de lo que todo el mundo piensa, a mi me gusta. Realmente se me da bien.

Es un trabajo en el que juegas con tu imagen, por eso siempre lo más importante es sentirte bien contigo mismo; no puedes dejar que la opinión de los demás te afecte, porque es tu cuerpo y tu debes sentirte a gusto contigo mismo.

Antes de la primera grabación si estuve algo nerviosa, me explicaron en que consistía la escena, con cuantas personas y cuanto cobraría, me dio confianza que me lo explicaran todo tan bien y al momento de la escena, pude hasta hacer bromas con los participantes, la primera que hice fue un gangbang creampie, y casi al final de la grabación pregunto si puedo correrme, menudo orgasmo tuve…

Las demás escenas fueron coser y cantar, estuve muy cómoda, aunque hay que decir, que la escena que peor lo pase fue el bukake y el gangbang bukake, ya que el sabor del semen me desagrada mucho, pero a pesar de eso, fue soportable y tuve mi recompensa.

A %d blogueros les gusta esto: